//¿Por qué es mejor contratar mis seguros con una correduría?

¿Por qué es mejor contratar mis seguros con una correduría?

2018-05-06T17:42:34+00:00 14-diciembre-2017|

Hay mucha gente que confunde la figura de las corredurías de seguros con las propias compañías aseguradoras o con los agentes de seguros. Por este motivo escribimos este artículo, queremos explicarte qué es y cómo funciona una correduría. También acabaremos con algunas falsas creencias que tiene la gente sobre las corredurías de seguros.

¿Qué es una correduría de seguros?

Una correduría es un intermediario experto que media entre las aseguradoras y los clientes asegurados. Esto implica que las corredurías de seguros trabajan con varias compañías de seguros, buscando la compañía que mejor satisfaga las necesidades del cliente. En este sentido, la correduría de seguros es un asesor experto e imparcial que representa al cliente frente a la compañía.

ventajas de las corredurías de seguros

El corredor de seguros es el que se encarga de llevar las gestiones del cliente en todo lo relacionado con la póliza o seguro. Desde que se contrata el seguro, será el corredor el que se encargue de las gestiones en caso de siniestro o si el cliente está descontento con la compañía de seguros y quiere cancelar o cambiar su seguro.

Características de las corredurías

  • Son independientes e imparciales, siempre van a buscar las mejores condiciones y las que mejor se adapten a su cliente.
  • Ofrecen un asesoramiento personalizado y objetivo, estudiando lo que necesita el cliente y las distintas opciones de seguros disponibles.
  • Representan al cliente frente a la compañía aseguradora, defendiendo los intereses de los clientes frente a las aseguradoras.
  • Va ser la figura experta y formada del corredor de seguros el que gestione las necesidades del cliente en relación al seguro. Será este el que se encargue de los trámites en caso de accidente, por ejemplo.

Falsos mitos de las corredurías de seguros

Contratar un seguro en una correduría NO es más caro que contratarlo directamente con la compañía aseguradora. Y es que, la correduría de seguros se lleva una comisión de la prima que se lleva la compañía. Si lo piensas bien, el cliente se beneficia de contar con un asesor experto, imparcial e independiente que gestiona sus contratos de seguro y le representa.

Pero la compañía aseguradora también se beneficia, ya que el corredor capta al cliente y gestiona sus pólizas, algo que ya no tendrá que hacer la compañía. Algunas veces, si la correduría tiene un importante volumen de clientes, como sucede en Anagan, una de las mayores corredurías del país, las compañías de seguros están dispuestas a ofrecerle los contratos de seguros en mejores condiciones que a un particular. Por este motivo no es que sea más caro contratar un seguro a través de una correduría, es que suele ser más barato.

Otro falso mito es que en caso de siniestro no vas a tener que luchar con tu correduría para que pague. La correduría es la que te defiende frente a la compañía aseguradora, que es la que se encarga de pagar el siniestro.

La última leyenda urbana que queremos desmentir es que las corredurías trabajan para una sola compañía aseguradora. Otra vez es totalmente falso, las corredurías trabajan con varias compañías de seguros, para ofrecer a sus clientes la mejor alternativa posible. Las corredurías son totalmente independientes de las compañías aseguradoras. En Anagan, por ejemplo, trabajamos con un gran número de compañías aseguradoras como DKV Seguros, Allianz, Mapfre, Axa, Caser, entre muchas otras.

Esperamos que este artículo haya servido para resolver las posibles dudas que pudieras tener sobre las corredurías de seguros y las compañías aseguradoras.