//¿Conviene tomar bebidas isotónicas?

¿Conviene tomar bebidas isotónicas?

2018-05-07T08:32:46+00:00 7-junio-2011|

Cuando hacemos ejercicio físico nuestro metabolismo reacciona elevando la temperatura de nuestro cuerpo, y nuestro organismo regula esa temperatura a través de la sudoración.

Contra más intenso y duradero sea nuestro ejercicio, más sudaremos y por lo tanto más líquido corporal perderemos. Esta pérdida de líquido corporal la hemos de compensar con la ingesta de agua antes, durante y después del ejercicio. Nunca hay que esperar a tener sed, ya que en ese punto el cuerpo ya ha perdido entre un 1 y un 2% de los líquidos corporales. Esto provoca una disminución considerable de nuestro rendimiento, la temida “pájara”.

Pero con el sudor no sólo perdemos agua: también eliminamos mucha cantidad de sales minerales. Una buena manera de reponer estas sales perdidas es con las bebidas isotónicas.

Mujer tomando bebida isotónica

  • Este tipo de bebidas ayudan a reponer las sales minerales perdidas durante el ejercicio.

Las bebidas isotónicas presentan numerosas ventajas para el deportista, como retrasar la fatiga física o incluso mejorar la recuperación posterior al ejercicio. Lo ideal es tomar este tipo de bebidas frescas, no frías, a una temperatura de entre 10 y 15º C.
¿De qué están hechas? Las bebidas isotónicas contienen minerales como potasio, magnesio, calcio y concentraciones bajas de sodio. También incorporan azúcar (unos 60 o 70 gramos por litro) y aminoácidos, ingredientes que nos ayudan a retrasar la fatiga y favorecer la recuperación.

En cuanto a los carbohidratos que deberían llevar, normalmente se utilizan los simples y la glucosa se presenta fundamental, ya que es de rápida absorción y nos aporta energía casi inmediata, mientras que la fructosa no debería ser predominante ya que la lentitud con la que el cuerpo la absorbe puede causarnos molestias gastrointestinales.

Es por ese motivo que una de las características básicas de estas bebidas es que sean isotónicas. O, lo que es lo mismo, los hidratos de carbono no deben superar el 10% de la bebida y si la bebida contiene vitaminas son más recomendables las hidrosolubles que las liposolubles, ya que las primeras no se almacenan y se eliminan a través de la orina, mientras que las liposolubles poco tienen que ver con la actividad física y son más difíciles de eliminar, al ser necesarios lípidos (grasas) para hacerlo.

Muchas de la marcas que comercializan bebidas isotónicas también incluyen en sus recetas colorantes y saborizantes, para hacerlas más placenteras a la vista y al paladar; y vitaminas, más por reclamo publicitario que por utilidad de las mismas, ya que éstas pueden ser repuestas en la siguiente comida.

Así, estas bebidas son muy buenas para reponer lo que gastamos durante el ejercicio físico, pero en ningún caso las hemos de utilizar como sustituto del agua en nuestra hidratación diaria ya que, como todo en la alimentación, si se consume en exceso es negativo.

Autor/es: Eduardo García 28/04/2011   fuente: Ver